Inicio » blog » Registro de marca: importancia y procedimiento

Registro de marca: importancia y procedimiento

  • por
  • 5 min read
registro-de-marca

El registro de marca es uno de los factores más importantes a tener en cuenta si vas a iniciar un nuevo negocio. El naming es una cuestión que debe investigarse previo inicio de tu actividad comercial, puesto que en el caso de que utilices un nombre que esté registrado, podrás verte en un problema grave a nivel legal que te lleve a una multa o un pleito con la empresa que haya registrado ese nombre previamente en la Oficina Española de Patentes y Marcas (OEPM).

Para poder registrar tu marca deberás seguir una serie de pasos y pagar una serie de tasas, además de pasar un procedimiento regulado por la OEPM. Si quieres conocer de cerca el procedimiento, sigue leyendo este artículo, porque a continuación te contaremos toda la información que debes saber para registrar tu marca correctamente en esta oficina.

Procedimiento para el registro de marca

La forma más cómoda de registrar tu marca es hacerlo mediante un proveedor que pueda encargarse de todo el procedimiento establecido en la ley nacional, europea e internacional. En Demadi nos encargamos de realizar este trámite por ti para evitarte meses de papeleo de oficina, sin embargo, puedes realizar este trámite tu mismo, aunque deberás tener ciertos conocimientos legales y de la administración.

Datos del titular del registro de marca

Lo primero que debes hacer es tener claro cuáles son los datos que debes aportar. Si solo quieres registrar el nombre de tu marca, solo deberás tener claro el nombre y el titular que constará en el registro, ya sea una persona física o una persona jurídica, dependiendo de si va a tu nombre o al de una empresa.

Estudio de viabilidad 

Una vez que sepas cómo se va a llamar tu marca o cómo va a ser tu logotipo, deberás acceder al registro nacional de Patentes y Marcas y consultar si existe una marca que tenga ese nombre (marca denominativa) o un logotipo (marca figurativa) igual o similar, en el caso de que ya haya una marca con la misma denominación, deberás cambiarla, puesto que si no lo haces podrás tener problemas con la ley.

Clasificación de Niza y pago de las tasas derivadas del registro

Para determinar la categoría en la que entra tu marca deberás consultar la Clasificación de Niza, donde aparecen las distintas categorías de empresa dependiendo de la actividad económica a la que se dediquen. Una vez que hayas detectado en qué clase de la clasificación se encuentra tu marca, podrás abonar el pago de las tasas oficiales a cada uno de los organismos e instituciones competentes.

Tramitar el registro a nivel nacional, comunitario (europeo) e internacional

Dependiendo del alcance de tu marca, además de registrarla en la Oficina Española de Patentes y Marcas, lo cual te servirá para poder utilizarla, sin que nadie te la quite, en todo el territorio nacional, también deberás registrarlo en la oficina europea (EUIPO), si quieres utilizarla en la Unión Europea, y a nivel internacional, en la WIPO, si quieres utilizarla en cualquier país. Dependiendo del alcance de tu marca deberás registrarla en una oficina u otra, por lo que deberás tener claro cómo lo quieres hacer.

Publicación de tu marca en el BOPI

El Boletín Oficial de la Propiedad Industrial recoge todas las nuevas denominaciones, figurativas o nominativas, de las marcas registradas en el territorio nacional. Para que tu marca pueda considerarse tuya debe ser publicada en este boletín, y en los próximos seis meses deberás estar pendiente, por si surgiera algún procedimiento de oposición o réplica.

Esta oposición se da cuando algún tercero se opone a que tu marca sea registrada, solicitando de esta forma a la oficina competente que deniegue tu solicitud de registro de marca.

Mantenimiento de tu marca

El mantenimiento de tu marca se basa en hacer una vigilancia, previa concesión del registro, del uso denominativo y/o figurativo de tu marca. Para ello necesitarás hacer una vigilancia constante del uso que terceros puedan estar dando de las marcas que tengas registradas. En este sentido, será necesario consultar el uso de tus logotipos y el uso de los nombres que tengas registrados, tanto de forma digital como analógica.

Algunas precisiones sobre el registro de marca

Una vez que se hace la concesión ya tendrás una marca registrada, el registro dura 10 años y se puede ampliar durante otros 10 años de forma ilimitada. Una vez que haya sido registrada, ninguna persona podrá quitarte (al menos de forma legal), tu marca comercial, y podrás empezar a poner tu logotipo y tu naming en tus productos, cartelería, en tu sitio web y en todos los espacios que quieras.

Como ves, este trámite no es extremadamente difícil de llevar a cabo, sin embargo, requerirá de tiempo, atención y probablemente asesoramiento legal a la hora de atender posibles oposiciones, réplicas y sobretodo a la hora de hacer la vigilancia de la marca varias veces al año.

Lo que está claro es que los trámites del registro de marca ofrecen una tranquilidad notable a la hora de evitar problemas con la ley y de poder propagar nuestra marca por la red sin ningún tipo de problema, evitando que puedan quitárnosla los competidores de nuestro mercado sin que podamos hacer nada.

Tener información es siempre la clave para llevar a cabo este tipo de procedimientos, sin embargo, no siempre tenemos el tiempo necesario para estar constantemente preocupándonos de esto. Como ya te hemos dicho, desde Demadi te ofrecemos la posibilidad de registrar tu marca sin que te tengas que preocupar por nada.

Sabemos que tu marca es lo más importante para ti, es tu producto, y, de hecho, si te preocupas por ella, invertirás grandes cantidades de dinero en tu estrategia de branding año a año. No dejes que nadie te robe todo ese trabajo por la pereza de hacer este trámite, contrata ahora nuestros servicios de registro de marca y empieza a vender tus productos con el nombre de tu marca en todos los países del mundo.

 

Deja una respuesta