Inicio » Blog » Rebranding: definición y motivos para hacerlo

Rebranding: definición y motivos para hacerlo

La identidad visual de la marca se hace para que sea duradera, sin embargo, con el paso del tiempo y la evolución del negocio, muchas veces se hace necesario realizar un rebranding. En este sentido, el rebranding nos ayuda a reconducir nuestra marca hacia una nueva forma de conectar con nuestros potenciales clientes, adaptando nuestra identidad visual a sus gustos, necesidades y anhelos.

Si te fijas, vivimos diariamente rodeados de marcas. Te invito a hacer la prueba. Párate a observar ahora mismo, sea donde sea donde te encuentres, las marcas que te rodean. Probablemente tengas cerca un dispositivo como tu móvil, una tablet o un ordenador, desde donde estás leyendo esto, ese dispositivo tiene una marca. Pero también tu ropa, tus accesorios, y en general todo.

Como ves, vivimos rodeados de marcas envueltas de valores y propósitos, y estos a veces cambian conforme la marca evoluciona, crece o pivota a nuevos mercados.

En el artículo de hoy queremos hablar justo de eso. Marcas que por su trayectoria se han visto obligadas a cambiar su identidad visual a través del rebranding y con ello han obtenido grandes resultados.

Te lo contamos todo a continuación ¡Vamos con ello!

¿Qué es el branding?

Para entender lo que es el rebranding tenemos que entender en primer lugar lo que es el branding.

Según explica la Escuela de Diseño Elisava, el branding, también conocido como gestión de marca, está formado por un “conjunto de acciones relacionados con el posicionamiento, el propósito y los valores de una marca”.

El branding no es solo emocional, aunque muchos piensen que así es. Los objetivos de las estrategias de branding van mucho más allá, buscando llegar a la parte emocional del usuario y mental del usuario.

Una estrategia de branding centrada únicamente en las emociones podría no ser efectiva si nuestra web no se puede utilizar bien, o si los componentes de marca de la misma están mal ubicados.

Nadie dará valor a tu marca si cada vez que quieren comprar un producto pasan demasiado tiempo, piensa que lo impulsivo, lo rápido, lo accesible, siempre funcionará mucho mejor dada la naturaleza animal de nuestros deseos ¡Utilicémoslo a nuestro favor!

El rebranding, por tanto, es una puesta a punto de nuestra marca para alinearla con los valores, el propósito y el posicionamiento de nuestros usuarios o clientes.

Motivos para hacer un rebranding de mi marca

Existen una serie de motivos por los que podríamos valorar llevar a cabo un rebranding de nuestra marca, en este apartado te comentamos las diez principales razones por las que muchas empresas deciden llevarlo a cabo.

  1. En el caso de que vayas a sacar un nuevo producto. A veces es necesario realizar este tipo de cambios para que nuestra marca siga representando a todos nuestros productos. De no ser así, podría haber alguna dificultad con la venta de tu producto, en mayor o menor medida.
  2. Si buscas penetrar en un mercado distinto a aquel en el que se desarrolló inicialmente tu marca. Este es un motivo de peso para llevar a cabo un rebranding. Puede que el branding de tu marca funcione bien con la identidad visual que tienes para un mercado concreto, sin embargo eso no garantiza que vaya a ser así en un mercado distinto, aunque ese mismo mercado sea similar.
  3. Tus insights empiezan a bajar. En este sentido deberías valorar si existe algún problema en cada una de las fases de tu negocio. Si todo funciona aparentemente con normalidad, probablemente necesitarás hacer el rebranding y acompañarlo de otras estrategias para mantener el crecimiento.
  4. Diferenciación. Esto es normal en mercados que inicialmente no tenían competencia, y que posteriormente empezaron a tenerla. Diferenciarse de tus competidores es vital para poder crear una estrategia de marketing ganadora, de eso no cabe duda.
  5. Internacionalización de la marca. Está claro que lo que funciona en un mercado concreto de un país en particular no tiene que funcionar necesariamente en otro. Aquí está el primer indicio de que probablemente puedas necesitar un rebranding para garantizar una adecuada expansión internacional de tu negocio.
  6. Mala reputación. Esta es la estrategia de rebranding más cara. Desligar la marca de una idea negativa o de un escándalo es complejo, y para ello será necesario no solo un cambio de logotipo o de colores y tipografías, sino un intenso análisis de todas y cada una de las áreas de nuestro negocio, para verificar que ninguna asociación negativa se queda pegada a nuestra marca.
  7. Evolución del mercado. La evolución del mercado a veces hace que se incluyan nuevos consumidores y nuevas comunidades que se diferencian de las que ya formaban parte de ese mercado, por lo que se hace necesario realizar un rebranding para acoger a esas comunidades.
  8. Falta de claridad de la marca. Si una marca no expone de forma clara mediante su branding cuál es su posicionamiento, sus valores y sus propósitos, probablemente esté destinada al fracaso, en este sentido un rebranding no sólo sería interesante, sino que además sería necesario, puesto que de lo contrario los resultados serán catastróficos.

3 ejemplos de marcas que hicieron un rebranding

1. Telefónica. El logotipo de telefónica está compuesta por cinco círculos y evoca al original, que data de 1984. Este logotipo busca reconocer el camino andado por la compañía y lo actualiza, dándole un tono más futurista. Según la empresa, este logotipo «Refleja una nueva Telefónica preparada para los próximos 100 años», afirmaron durante su lanzamiento.

telefónica rebranding

rebranding

2. Adobe Creative Cloud. El nuevo logotipo de esta Mara se dirige a profesionales del diseño y la creación artística. Los colores de su software se imprimen sobre el fondo del logo, que se redondea y se hace más sencillo. A pesar de que este cambio es pequeño, resulta visualmente muy atractivo, y de esta forma, simplificando el logotipo, se consigue un gran resultado.

adobe rebranding

3. Peugeot. Tras 50 años esta marca ha cambiado su branding modificando el logotipo. El cambio consistió en hacer una referencia al emblema de la compañía en los 60, quitando el cuerpo del león y dándole importancia a la cabeza, que es el elemento más importante del logotipo. Optaron por líneas minimalistas y una nueva tipografía para visibilizar que la compañía ha entrado en el sector de los coches eléctricos.

peugeot rebranding