Inicio » ¿Qué es el ratio de conversión?

¿Qué es el ratio de conversión?

  • por
  • 4 min read
¿Qué es el ratio de conversión?

El ratio de conversión es uno de los principales aspectos para tener en cuenta si tienes una página web. Es el porcentaje de visitantes que realizan una acción en el sitio web deseada por la empresa. Esta acción puede implicar efectuar una compra, registrarse en el sitio, interactuar con un chatbot, entre otras.

El ratio está relacionado con otro término propio del marketing, que es el retorno de la inversión. Esto no quiere decir que la conversión sea necesariamente una venta, pero sí es la más común.

Por lo tanto, se podría decir que el ratio de conversión es el porcentaje de usuarios que llevan a cabo una acción, la cual los hace progresar en el proceso de conversión en leads. Si quieres conocer todas las características de esta herramienta, sus principales tipos y beneficios, en este artículo encontrarás toda la información que necesitas.

Importancia del ratio de conversión

El ratio de conversión te brinda la posibilidad de que conozcas la efectividad de tus campañas de marketing digital. Por ese motivo es que se ancla en la medición de una acción objetiva y mesurada. Por lo tanto, es el puntapié inicial para comprender cómo se está comportando el embudo de ventas y cuáles son las mejores estrategias para aplicar.

Por otro lado, funciona perfectamente como una herramienta de medición, permitiendo evaluar los distintos detalles de una campaña. Si monitoreas de forma constante el ratio de conversión, podrás ver claramente si la campaña está funcionando o no. En base a estos números, podrás modificar o no aspectos de la estrategia que estás llevando a cabo.

¿Qué tipos de conversiones existen?

Cuando se habla de conversión, muchas veces se piensa que se trata de una venta. Sin embargo, hay diferentes tipos de conversiones, como las siguientes:

  • Generación de leads: se refiere a cualquier usuario que solicite información por vía online, por más que compre de forma offline
  • Venta: estas conversiones son unas de las más comunes y suelen darse en e-commerce o en cualquier página o tienda online que comercialice productos o servicios a través de internet
  • Descargas: puede tratarse de descargas de un software, contenido o una app
  • Registros: puede estar relacionado al email marketing, solicitando el correo electrónico de cada potencial cliente o, también, mediante suscripciones

Evidentemente, el fin último de todas estas conversiones es la monetización. La diferencia está en cómo se gestiona después cada una y la estrategia que se aplica en cada caso.

Más allá de que todas estas conversiones no son necesariamente una venta directa, el objetivo primordial de estas es la monetización. La diferencia entre cada una de ellas está en la estrategia que se aplica para llevarla a cabo.

¿Cómo calcular el ratio de conversión?

Calcular el ratio de conversión no es muy complicado, sólo necesitas saber cuántos visitantes accedieron a tu sitio en un determinado lapso de tiempo y la cantidad de conversiones que se consiguieron en ese período de tiempo.

Es decir, sólo tendrás que dividir el número de usuarios que han realizado la acción deseada (compra, registro, descarga, etc.) por el número de visitantes únicos a tu sitio web. Luego de esto, deberás multiplicar por 100 ese resultado y ya obtendrás el ratio de conversión.

¿Cómo aumentar el ratio de conversión?

Para mejorar el ratio de conversión, debes tener en cuenta las llamadas a la acción, ya que son una herramienta clave para conducir a los usuarios a las acciones que quieres que hagan. Aunque, no es recomendable obligarlos a hacer muchos pasos, debido a que el ratio tiende a disminuir cuando los visitantes tienen que hacer muchas acciones.

¿Cuál es el ratio de conversión ideal?

El ratio de conversión ideal varía bastante en función de diferentes condicionantes, como el nicho del mercado o la época del año. Sin embargo, se puede llegar a la conclusión de que un buen valor del ratio de conversión se encuentra entre el 4% al 12%.

Si tu página web posee un número menor al 4%, lo mejor sería que modifiques tu campaña y las estrategias a aplicar. En cambio, si ya has calculado el ratio de tu sitio web y ha arrojado un valor que supere el 12%, también tienes que modificar la campaña, ya que puedes estar utilizando métodos para forzar la conversión y eso no te servirá de nada a largo plazo.