Inicio » Blog » Marketing emocional y cómo aplicarlo en tus campañas

Marketing emocional y cómo aplicarlo en tus campañas

marketing emocional

El marketing emocional es una variante del marketing que se centra en crear conexiones emocionales con el público de tu negocio. Parte de la idea de que todas las personas tenemos, en mayor o menor medida, triggers emocionales que nuestras campañas de marketing pueden disparar, y de esta forma conectar de una forma más intensa con nuestro público objetivo.

A nivel estratégico esto supone una oportunidad para las campañas en las que las emociones juegan un rol fundamental en las decisiones de consumo de nuestros clientes.

En este artículo queremos contarte todo acerca de este tipo de estrategias para que puedas aplicarlas en tus campañas sin ningún tipo de problema ¡Empezamos!

¿Qué es el marketing emocional?

En resumen, el marketing emocional es una estrategia que aplicada a las empresas, permite conectar sentimentalmente con la audiencia y crear comunidades que participen de ella.

Si ejecutamos esta estrategia correctamente conseguiremos una importante fidelización de clientes que le de un impulso extra a nuestro negocio. Esta estrategia, combinada con otras enfocadas a crear marca y fidelizar clientes nos serán muy útiles de cara a futuro, aunque los esfuerzos deben ser diarios y por varios canales, sin perder el hilo del mensaje que queremos dar a nuestra audiencia.

Ahora bien, si quieres apostar por el marketing emocional, debes saber que no es sencillo saber cómo llegar a este punto de la mejor forma. Las exigencias de los consumidores se acogen a estándares más altos cada día que pasa, y no es especialmente sencillo trabajar con emociones en lo que a marketing se refiere, por lo que siempre deberás tener cuidado con este tipo de campañas.

¿Cuáles son los pilares del marketing emocional?

Según Elia Guardiola, fundadora de Serendipia, el marketing emocional tiene cuatro pilares fundamentales que debemos respetar en todo momento. Estos pilares del marketing emocional son cuatro preceptos que siempre debemos tener en cuenta si queremos poner en marcha una estrategia de estas características y, en esencia, son los siguientes.

  1. Crear una relación emocional entre la marca y el usuario. Esta es la primera y la más importante de las claves del marketing emocional. Es necesario poner en marcha una estrategia de comunicación bidireccional donde marca y consumidor se encuentren al mismo nivel. La clave de este apartado es que el cliente vive la experiencia de la marca, pero la marca necesita de sus propios clientes para existir. Cuando el cliente encuentra un espacio en la marca en el que se siente comprendido y representado, la experiencia de usuario mejora notablemente, teniendo un importante efecto en la fidelización.
  2. Lo experiencial y emocional por encima de lo informacional y lo racional. No sorprendo a nadie si te digo que en los tiempos en los que vivimos, mantener la atención de los usuarios cuando tienen millones de gigas de información llamando a su puerta constantemente, no es tarea fácil. Elia señala que de un total de 10.000 impactos publicitarios (la media que recibimos diariamente) solo procesamos un 10%, entonces ¿Cómo destacamos? La respuesta no es sencilla. Debemos llegar al punto en el que los clientes vivan la experiencia de nuestra marca para que finalmente, inclinados por sus emociones, terminen fidelizándose.
  3. Construir una «Lovemark». Marcas como Redbull, Apple, Cocacola, Platanomelón, o Adidas son lovemarks, es decir, marcas cuyo nombre está fuertemente asociado a una emoción. El amor que se genera sobre una marca supera con diferencia a los preceptos racionales que nos hacen consumir, por lo que enfocarse en darle una dimensión emocional a nuestra marca siempre será una estrategia segura.
  4. Crear una estrategia de marketing de contenidos. Si tienes claro que quieres convertir tu marca en una lovemark, el marketing de contenidos es tu gran aliado. Tanto el storytelling como el branded content son dos formatos que pueden ayudarnos a consolidar esa dimensión emocional de nuestra marca. Empresas como Redbull o Correos la han utilizado y los resultados han sido brutales, así que ¡A por ellos!

Los mejores ejemplos de marketing emocional en los anuncios

Para terminar este artículo te vamos a dejar cinco anuncios en los que el marketing emocional es la base. Así podrás tener algunas referencias a partir de las cuales poner en marcha tus campañas ¡Disfruta de los anuncios!

Razones para creer – Coca-Cola

Coca-cola ha utilizado el marketing emocional en múltiples ocasiones. El anuncio Razones para creer fue uno de los grandes éxitos de la compañía para hacer llegar un mensaje muy emotivo a sus consumidores.

Bajo el lema «Razones para creer», Coca-cola da al público varias razones para confiar en el mundo. Por cada noticia mala, cuentan una buena noticia que termina por contrarrestarla. La campaña fue todo un éxito.

Tenemos que vernos más – Ruavieja

Bajo el lema «Tenemos que vernos más», Ruavieja apostó por asociar su marca a la idea de pasar tiempo juntos. Para ello, en esta campaña se reúnen con varias personas unidas entre ellas por vínculos familiares, de pareja o de amistad. Te sorprenderá saber que esta reunión tiene la finalidad de determinar el tiempo que les queda juntos, y ninguno esperaba que fuera tan poco.

Termina su video promocional hablando sobre la cantidad de tiempo que pasamos haciendo cosas que no nos hacen felices, renunciando a pasar tiempo con nuestros seres queridos. El resultado es un anuncio extremadamente emocional, que conectó con todos los públicos.

El banco que ve el dinero como lo ves tú – Bankinter

Bankinter utilizó este anuncio para presentar las nuevas políticas del banco para hacer frente a la crisis derivada de la Covid-19. En el anuncio, junto con una canción muy emotiva, el banco apuesta por cuidar de sus clientes y salir juntos de la crisis, apostando «por los que crean empleo» y también por los ciudadanos que tienen hipotecas, animando a los ahorradores también a llevar su dinero con una política de intereses equivalente al 5% TAE.

Sin duda este anuncio junta la emotividad que se respiraba en el confinamiento con la novedad de la oferta que presentan, dando lugar a un anuncio equilibrado entre lo emotivo y lo informativo. En definitiva, toda una obra maestra.