Inicio » Inflación y comercio online ¿Cómo se relacionan?

Inflación y comercio online ¿Cómo se relacionan?

  • por
  • 5 min read
Inflación

Desde el inicio de la guerra de Ucrania la economía mundial ha puesto el foco en detener la inflación por el impacto que podría tener, y que de hecho está teniendo, sobre los precios de los productos más básicos.

A pesar de que esto se ha podido notar principalmente en los sectores más relacionados con el sector primario, el incremento de los costes energéticos de cara al invierno influirá también en los precios de mercado de otros productos y servicios.

En todo este embrollo ¿Qué será del comercio electrónico? ¿Cómo afectará eso a los nuevos negocios y a las previsiones de venta en lo que queda de año?

Previsiones de crecimiento del comercio electrónico

Según un estudio de Webmefy, el e-commerce seguirá creciendo en 2023, independientemente del efecto que la inflación tenga sobre los precios. De hecho, a pesar de la guerra de Ucrania, el comercio electrónico ha seguido creciendo, siguiendo una tendencia que se encuentra por encima de la inflación.

En los últimos tres años el comercio electrónico ha aumentado un 70%, y se espera que durante los próximos tres años siga aumentando su importancia un 20% en nuestras compras.

Así pues, la directora de Google España, Fuencisla Clemares ha señalado que España, junto al resto del mundo, atraviesa un momento en el que la digitalización será uno de los principales pilares de la recuperación económica, por lo que para transformar ese modelo, debemos preparar a la fuerza laboral española para afrontar los retos de la economía digital.

Como vemos, la inflación no parece ser un factor que esté deteniendo el gasto, al menos no de tal forma que veamos un estancamiento de las tendencias, por lo que el comercio electrónico sigue teniendo espacio en el mercado y seguirá siendo una buena idea invertir en él, siempre y cuando tengamos un negocio serio y con un buen plan de marketing preparado para conquistar tu sector.

El e-commerce y la inflación

Marcas como Zalando han visto una gran caída en la cuenta de resultados, acumulando pérdidas por valor de 47,3 millones de euros, debido a cuestiones como la caída de consumo, la inflación y los problemas de suministro derivados de la crisis de la COVID-19.

Otras marcas como Procter and Gamble han reforzado su posicionamiento online obteniendo ingresos por valor de 80.187 millones de dólares, donde el e-commerce ha pasado a suponer el 14% de los ingresos de la compañía.

Como vemos, más que de la situación, dependerá de las herramientas que tengan los negocios, sea cual sea su tamaño, más que de una inflación que, si bien contendrá las compras, no lo hará con tanta intensidad en el sector del comercio electrónico.

Estrategias para combatir la inflación en mi negocio

Sea como sea, debes tener claro que la inflación tendrá un impacto en tu negocio, ahora bien, eso no significa que no puedas atajarlo e incluso seguir creciendo, siempre y cuando encuentres la forma adecuada de hacerlo.

Para ello es crucial ponerse en la mente de tu consumidor. Si ahora mismo los precios de los productos que compra habitualmente son más caros, el volumen de gasto mensual será mayor, y la cantidad de ahorros que tienen después de la pandemia siguen siendo, por lo general, bajos.

Este es un motivo de peso para entender que los consumidores no actuarán tanto de forma impulsiva, sino que tenemos que activar otros desencadenantes de la compra en sus mentes.

Hacer promociones, ofertas, proponer métodos de pago y financiación adaptados a cada cliente son estrategias inteligentes que pueden hacerte seguir creciendo incluso en un momento económico de alta inflación.

Así mismo, reforzar tu estrategia de branding y diferenciarte de tus consumidores siempre será una buena opción. Recuérdales a tu audiencia en redes sociales y a través de tus canales de comunicación por qué es tan buena tu marca y por qué es importante que consuman tu producto y no el de otros.

Priorizar la venta online sobre la venta física es algo que se impuso en la pandemia y que actualmente ya es una de las opciones favoritas de muchos de los consumidores. Huir del comercio electrónico es huir del presente, y puede que para muchos este sea el último tren de la digitalización.

Finalmente, la llamada omnicanalidad de las marcas, es una opción genial para poder trackear en todo momento los movimientos de tu cliente y examinar tu proceso de venta, proporcionándole una experiencia adaptada a sus gustos y necesidades.

La inversión en equipos de marketing digital capaces de evaluar y digitalizar nuestro proceso de venta serán siempre grandes inversiones en momentos en los que la inflación aprieta, puesto que nos ayudarán a seguir ganando dinero en momentos difíciles, haciendo inversiones que podemos amortizar en el corto y medio plazo.

Aquí tú decides, o tener tu propio equipo de Business Intelligence que analice las tendencias y te de soluciones, con los costes que eso supone para tu negocio; o contratar a un equipo de profesionales que además de analizar tus datos de ventas, te ayuden a realizar tus campañas digitales y a tener una visión holística de la situación de tu negocio, optando por subcontratar el servicio.

Evidentemente, en estos momentos, lo que más podemos recomendar es asistir a la subcontratación, puesto que la austeridad en la contratación de personal puede ayudarnos a seguir creciendo.

Desde Demadi sabemos lo difícil que es esta situación, y por eso seguimos trabajando diariamente para ofrecer los mejores servicios de marketing digital de A Coruña, la experiencia nos avala y los resultados siempre son satisfactorios.

No dudes en contactar con nosotros para que acompañemos a tu negocio, maximizando los resultados de tu estrategia con el menor gasto posible.