Inicio » Estrategia de contenidos en redes sociales: Tutorial paso a paso

Estrategia de contenidos en redes sociales: Tutorial paso a paso

  • por
  • 8 min read
estrategia de contenidos

Puede que con el avance de las redes sociales y la presencia de los influencers te estés planteando empezar un proyecto digital publicando contenidos para hacer tu propia marca, pero sin una estrategia de contenidos esto se complica. Diariamente nos encontramos con algunos comentarios como «Cualquiera puede vivir de eso» o «Hacer el contenido de los influencers es algo que todos podemos hacer». En este sentido, la crítica tiene poco sentido, y en cierta medida es hasta paradójico. Si cualquiera puede hacer lo que hace un influencer ¿Por qué no es influencer todo el mundo?

Lo cierto es que crecer en redes sociales requiere tiempo, conocimientos y una serie de estrategias que den sentido a tu contenido y que tengan coherencia con tu marca personal y tus valores. Así mismo, en el caso de las empresas que quieren crear una marca corporativa con potencial en redes, deben seguir una estrategia, porque si no tienes estrategia ¿Sabes lo que estás haciendo? ¿Cómo mides la consecución de tus objetivos? ¿Tienes presente lo que necesita tu audiencia o sabes a qué audiencia te diriges?

Por este motivo, para empezar a crecer en redes sociales necesitas una estrategia de contenidos bien formulada, y en este artículo yo mismo te voy a enseñar como empezar a diseñar tu estrategia para empezar a crecer ¡Vamos a por ello!

Antes de tu estrategia de contenidos

Si quieres plantear un proyecto de comunicación digital en redes sociales, debes empezar a plantear, de entrada, qué quieres contar. En este sentido, no es tan importante tener claro la voz que quiere escuchar determinada audiencia, sino más bien encontrar tu propia voz y encontrar a la audiencia que se identifica en ella.

Para empezar, piensa muy bien en tu proyecto, cuáles son los pros y los contras, quienes te inspiran, qué tipos de contenidos quieres publicar, qué tono tendrán esos contenidos, con qué frecuencia tienes disponible publicar, con qué recursos cuentas, etc.

Una vez que hayas pensado todo esto, aunque no hace falta que esté completamente definido de entrada, es hora de empezar a desarrollar tu estrategia, así que coge papel y lápiz porque a continuación te voy a explicar paso a paso cómo lo hago yo, para que tú también puedas empezar a desarrollar todo el potencial de tus cuentas.

Define el proyecto

En primer lugar lo que tienes que empezar planteando en tu estrategia de contenidos es una explicación general del proyecto. Aunque parezca un poco tonto, ya que si trabajas solo este documento solo lo leerás tú, es importante dejarlo por escrito para que luego seas consciente de cómo esa idea inicial va evolucionando.

En este apartado estaría bien que explicaras si esto es una marca personal o si es un proyecto digital con nombre y apellidos diferentes a los tuyos. Reflexiona sobre por qué este proyecto es importante, qué tipo de problemas solucionarán tus contenidos que no estén resolviendo ya los contenidos de tus potenciales competidores, y en general, trata de responder a la pregunta ¿Por qué es importante mi contenido? ¿Quizás porque ofrezco un contenido nuevo y revolucionario? ¿O quizás por que mi contenido sigue siendo genuino aunque mis competidores hagan cosas similares?

Tienes que ser crítico contigo mismo y tratar de tirar abajo tu proyecto con cada idea que tengas, resolviendo problemas antes de que puedan surgir.

¿A qué público objetivo se dirige tu estrategia de contenidos?

Reflexiona con calma cuál es el público objetivo que podría consumir tus contenidos. Una de las cosas que puedes hacer es evaluar a tus competidores, analizar una muestra de sus seguidores y encontrar características comunes dentro de sus perfiles. De esta forma podrás entender un poco mejor a quién te diriges, y podrás definir el buyer persona, es decir, una «persona tipo» con unas características muy concretas, que te permitirán entender a quién te diriges, y que te será de gran ayuda para llegar a la audiencia a la que te dirijas.

Trata de definir tu público hablando sobre cuestiones sociodemográficas como la edad, el país de procedencia o residencia, el idioma o el género, pero también a través de sus gustos e intereses.

Puedes consultar nuestro artículo sobre el público objetivo y el buyer persona, donde encontrarás más información sobre cómo definir correctamente este apartado.

Canales, formatos y sus cometidos

De cara a plantear una estrategia de contenidos, lo primero que deberás determinar son los canales mediante los cuales vas a distribuir tus contenidos (Instagram, YouTube, TikTok, Spotify,…); los formatos en los que vas a producir esos contenidos (Reels, IGTV, Shorts, etc.); y los cometidos que tienen esos contenidos (entretener, informar, emocionar, etc.).

A la hora de hablar de canales deberás distinguir entre tres categorías, que son los canales propios, canales pagados y canales ganados.

  • Los canales propios son aquellos canales a partir de los cuales vas a distribuir tus contenidos. Por ejemplo, si analizamos un caso concreto, PlayGround trabaja en Instagram, Facebook, Twitter, Web y YouTube.
  • Los canales pagados son aquellos a través de los cuales distribuyes tus contenidos pagando. Un ejemplo de esto serían las colaboraciones pagadas en otros canales.
  • Los canales ganados son aquellos que de forma orgánica servirán para distribuir tus contenidos, como por ejemplo, cuando comparten tu contenido en redes sociales.

Para empezar deberás definir muy bien tus canales propios, y a partir de ahí ya irás definiendo lo demás sobre la marcha, o si tienes pensado invertir, también puedes definir los canales pagados antes de empezar tu actividad.

Cuando tengas los canales, es importante que definas también tus formatos. Cada canal te ofrecerá distintos formatos, así que trata de jugar con ellos para distribuir tus contenidos de forma óptima. Reels por ejemplo funciona muy bien para contenidos cortos, no así como IGTV, que sirve para contenidos más largos.

Una vez que tengas tu estructura de canales para tu estrategia de comunicación, será fundamental que no todos los canales estén centrados en los mismos objetivos. Esto quiere decir que si utilizas YouTube para aportar contenido divulgativo, puede que sea mejor que trabajes tu Instagram para ofrecer un contenido que, sin alejarse demasiado de tu contenido de marca, tenga otro objetivo dentro de la misma, como por ejemplo entretener.

Define objetivos realistas para tu estrategia de comunicación y cúmplelos

No te haces una idea de la cantidad de veces que me he encontrado con clientes que tienen una idea de las redes sociales completamente irreal. No puedes esperar que tu estrategia de contenidos te de un millón de seguidores y una comunidad participativa en un mes, porque si te pones este objetivo y no lo cumples, te vas a desmotivar y tu proyecto caerá en el olvido.

Mi consejo es que te marques dos tipos de objetivos. Los primeros a corto plazo, mensualmente, para definir los contenidos que vas a ir publicando mediante un calendario editorial, y posteriormente objetivos a medio plazo, a unos seis meses vista, donde vas a proponer ciertos objetivos centrados en las siguientes categorías para cada uno de los canales.

  • Impacto. Los objetivos de impacto se miden principalmente a través del alcance. Cuanto más alcance tengan tus publicaciones más impacto podemos decir que tienes.
  • Awareness. El awareness o reconocimiento se puede medir a través del número de seguidores en redes sociales.
  • Engagement. El engagement es la interacción de tu audiencia con la marca. Cuantos más comentarios, likes y compartidos tengas, mayor será tu engagement.

Empieza planteando una estrategia en la que tus indicadores de impacto, reconocimiento e interacción sean bastante humildes, y cámbialos si ves que son demasiado ambiciosos o, sin embargo, te has pasado de humildad. Pero sobre todo, recuerda que tu estrategia de contenidos no es algo que tiene que ser estanco, es una herramienta de trabajo y la puedes modificar a tu antojo según las necesidades de tu proyecto ¡No lo olvides!

Define el storytelling y la narrativa transmedia de tu estrategia de contenidos

Esta parte es fundamental. Cuando creas un proyecto digital, este está atravesado por un motivo y ese motivo se tiene que reflejar en todos tus contenidos, por distintos que sean. Tienes que encontrar la historia que quieres contar con tus contenidos y a partir de ahí empezar a trabajarlos.

Una vez que tengas definido el cometido de tu programa, deberás distribuirlo mediante una estrategia transmedia, donde dependiendo del canal que utilices, emplearás una forma de narrar tu historia u otra, aunque la historia sea la misma.

Un ejemplo de narrativa transmedia, en este caso inventado, sería el siguiente. Imagínate que estás buscando hablar sobre juguetes eróticos, algo que a día de hoy está muy de moda. Podrías plantear una estrategia transmedia en la que con un mismo juguete, hagas un video en YouTube explicando todas sus características,  un reel para instagram hablando sobre cómo este producto cambia la vida sexual de las personas, y otro en TikTok creando un vídeo gracioso.

De esta forma, sobre un solo producto, podrás crear distintos contenidos que narren su historia desde diferentes ángulos, dándole una mayor amplitud al significado del mismo.