Inicio » Amazon FBA

Amazon FBA

  • por
  • 10 min read
Amazon FBA

Cuando pensamos en Amazon siempre pensamos en un modelo de negocio exitoso, y Amazon FBA no se queda atrás. Esta compañía inició su andadura en 1994, creada por Jeff Bezos vendiendo libros y en el año 2021 llegó a alcanzar unos ingresos de 469,82 miles de millones de dólares, según indican las fuentes de statista.

¿Podríamos decir que ha sido por pura suerte? Desde luego que no. Amazon ha pasado de ser una simple tienda online de libros a convertirse en el gigante de las ventas, y lo ha hecho marcando una linea de negocio clara y diversificada, que le ha hecho incrementar sus ventas con una distribución rápida y una sólida atención al cliente.

En este artículo te vamos a contar todo sobre Amazon FBA, lo bueno, lo malo y lo regular ¡No te lo pierdas!

¿Qué es Amazon FBA?

FBA, o Fullfillment By Amazon consiste en que los vendedores particulares puedan ser proveedores de Amazon y vender sus productos en la plataforma, aprovechándose de las grandes ventajas que ofrece este negocio a la hora de almacenar los productos, procesar los pedidos, enviarlos y gestionar todo el proceso de atención al cliente.

De entrada, este sistema está siendo muy alabado por parte de un gran número de sectores que venden sus productos mediante e-commerce partiendo de la premisa «si no puedes vencerlos, únete a ellos», pero ¿Cómo funciona Amazon FBA realmente y cuáles son las condiciones que hay detrás de este tipo de colaboraciones? Sigue leyendo porque te vamos a explicar detalladamente en que consiste esta nueva forma de vender.

¿Cómo funciona FBA?

Este sistema de Fullfillment funciona de la siguiente forma.

  • Envías tus productos a un almacén de Amazon.
  • Los reciben y almacenan.
  • Creas la descripción de cada artículo y los pones a la venta en Amazon.
  • Los clientes los compran
  • Amazon prepara y envía el producto, gestiona las devoluciones y se encarga de la atención al cliente.

De esta forma, el cliente recibe su producto como si lo hubiera comprado directamente a Amazon, tu recibes el importe pagado menos las comisiones que Amazon se lleva por la gestión del producto y el inventario y todos contentos ¿Suena fácil verdad? Vamos a analizar a continuación cuales son los pros y contras de esto.

Pros y contras del fullfillment

Ya sea con Amazon o con otro proveedor que tenga este tipo de servicios, tendrás que tener en cuenta que no es oro todo lo que reluce. Cuando emprendas un negocio de este tipo, te encontrarás con que según te lo venden, todo parece la opción del siglo, pero deberás valorar muy bien donde te metes antes de empezar a vender. A continuación te contamos los pros y contras de Amazon FBA que deberás valorar antes de nada.

Pros

  • No te encargas de gestionar el inventario
  • Tendrás un marketplace propio desde el que gestionar cada pedido
  • Solo te preocupas de vender
  • Puedes dedicar todo tu tiempo a buscar mejores formas de vender, trabajando bien tus productos mediante el marketing, fotografía de calidad, etc.
  • Vendes en una plataforma lider en su sector, donde hay muchos compradores regulares.
  • El procedimiento para darte de alta no te llevará mas de 30 minutos.
  • Amazon te ofrece herramientas para calcular los costes y los margenes de beneficio.
  • Tus productos se venden mediante el sistema Amazon Prime de entrega rápida y con una clientela comprometida.
  • Es una buena estrategia de diversificación siempre y cuando hayas estudiado muy bien los riesgos asociados.

Contras

  • El trabajo de etiquetar de forma correcta los productos y etiquetarlos para después mandarlos al almacén de Amazon lo debes hacer tú (aunque Amazon te dará instrucciones claras). Habitualmente el envío de los productos se hace a distintos almacenes, no solo a uno. Si solo quieres mandar tus productos a un almacén, deberás pagar un extra.
  • El vendedor tiene dos opciones para darse de alta. La suscripción individual no requiere un pago mensual, pero sí una comisión fija por venta de 0.99 euros; la suscripción del Plan Pro tiene un coste de 39 euros al mes, para acceder deberás vender 40 productos mensuales como mínimo, y en este caso no habría comisión fija por venta.
  • Además del fijo, Amazon cobra tarifas porcentuales de referencia aplicadas a los productos en función de su categoría, y que se van actualizando periódicamente. Normalmente estas comisiones se encuentran entre un 7% y un 20%, dependiendo del producto.
  • A mayores del coste fijo y el variable, el coste aumenta porque se añaden otro tipo de costes como las tarifas de gestión logística, las de almacenamiento y otros tipos de costes derivados de la actividad, que, evidentemente, pagarás tú, como los costes de empaquetado o retirada de productos.
  • Pagarás impuestos por tus ventas, tanto indirectos como directos, que también deberás de tener en cuenta a la hora de calcular tus beneficios.
  • Amazon puede cancelar tu cuenta si no cumples sus condiciones.
  • Dificulta la fidelización de marca ya que los clientes son de Amazon.
  • El stock que vas a vender debes comprarlo y enviarlo a Amazon, por lo que debes estar seguro de que lo puedes colocar en el mercado.

Resumen de costes de Amazon FBA

Para terminar de acotar y darte toda la información, a continuación te vamos a resumir los costes fijos y variables de un vendedor en Amazon FBA, para que puedas contabilizarlos adecuadamente a la hora de plantearte emprender un negocio mediante fullfillment.

Plan Individual

Costes fijos

  • Costes asociados al envío de tus productos a los distintos almacenes
  • (Opcional) Costes asociados al envío a un solo almacén

Costes variables

  • 0,99 euros por venta
  • Porcentaje por venta dependiendo de la categoría
  • Costes asociados a las dimensiones y el peso del producto
  • Otros costes (empaquetado y retirada de producto)

Plan Pro

Costes fijos

  • Suscripción de 39 euros
  • Costes asociados al envío de tus productos a los distintos almacenes
  • (Opcional) Costes asociados al envío a un solo almacén

Costes variables

  • Porcentaje por venta dependiendo de la categoría
  • Costes asociados a las dimensiones y el peso del producto
  • Otros costes (tarifa de empaquetado y retirada de producto)

Como ves, en este sentido lo que más te va a afectar son los costes variables. Esto tiene su parte buena y su parte mala y todo tiene sentido, ahora te explicaremos por qué.

Si tu tienes unos costes fijos altos y unos costes variables bajos, las barreras de entrada serán mayores y el número de proveedores de Amazon FBA sería reducido. Aunque las barreras de entrada fueran elevadas, esto sería lo mejor para ti, porque realmente solo deberías vender lo suficiente para cubrir esos costes fijos y luego todo lo que ganaras por cada venta sería simplemente beneficios que entran en tu bolsillo.

¿Cuál es el problema de esto? Que Amazon, como empresa, tiene interés en monetizar los servicios B2B que ofrece (faltaría más), de tal forma que va a ganar mucho más si la mayoría de lo que factura tiene que ver con costes variables, que si tiene que ver con costes fijos ¿Por qué? Pues muy sencillo.

Si yo tengo 1.000 proveedores que pueden permitirse pagar un coste fijo sin comisiones por venta, es mucho menos rentable y escalable que si tengo 10.000 que pueden permitirse asumir costes fijos bajos y una comisión por venta. Así de fácil.

Si lo enfocamos desde un punto de vista puramente económico, tener costes variables hará que te esfuerces más por vender una vez que llegas a cubrir los costes fijos, para incrementar tus beneficios, algo que a Amazon le sale muy rentable, porque al competir con otros vendedores que venden el mismo tipo de producto que tú, conseguirá dar los mejores precios y además llevarse un beneficio a corto, medio y largo plazo.

El problema en si mismo no es la legitimidad que esto tiene, puesto que Amazon es una empresa y como empresa lo que quiere es ganar dinero. Lo verdaderamente interesante es determinar cómo esto puedes aprovecharlo tú, a sabiendas de que Amazon consigue unos márgenes que es capaz de imponer, para conseguir obtener beneficios a pesar de que estos se reduzcan.

Aquí entra en juego el escalamiento de un negocio y la venta de long tail, por lo que deberás seleccionar siempre un artículo que sepas si o si que se va a vender, y estar dispuesto a cambiarlo, en el caso de que los consumidores dejen de comprarlo. Amazon FBA requiere de atención, trabajo e intuición, así que no dejes que nadie te diga que esto es un negocio redondo sin ningún tipo de riesgo, porque no es cierto.

¿Es rentable Amazon FBA?

Esta pregunta dependerá de una serie de factores. Hacer previsiones de venta a veces es difícil para un vendedor y tienes que tener en cuenta que siempre existirá un riesgo que deberás evaluar. En muchos blogs y videos de YouTube se puede ver Amazon FBA como una apuesta segura y perfecta para nuevos emprendedores, y si te sale bien, es probable que sí lo sea.

Sin embargo, siempre deberás tener en cuenta que el programa Amazon FBA es rentable si tienes un volumen de ventas dado. Por este motivo, como mínimo antes de empezar deberás contar con una serie de datos, que en resumen son los siguientes:

  • Previsión de ventas en base a datos del mercado. Tienes que saber cuando te reportará cada pedido.
  • Análisis de precios de los productos que vayas a vender en Amazon, estableciendo los márgenes mínimos que necesitas para obtener beneficios.
  • Gráfico de punto muerto, con el que conocerás el mínimo de productos que deberás vender para obtener beneficios (antes de impuestos).
  • Selección de productos uno a uno, estudiando detalladamente la rentabilidad concreta de cada producto.
  • Evalúa todo el proceso de venta, de esta forma tendrás claro cómo será tu estructura de beneficios y cobertura de costes fijos y variables. Si obtienes un valor determinado de beneficio unitario, simplemente deberás multiplicar por el número de pedidos y voilà, ya tendrás tus beneficios totales.

Sin duda alguna te podemos decir que vender por Amazon FBA puede resultar muy rentable si se hace bien y se estudia adecuadamente el mercado en el que queremos trabajar. Sin embargo, si no tienes experiencia en venta de productos y lo que quieres es empezar a vender quizás Amazon FBA no sea para ti, y podrías plantear otro tipo de estrategias como por ejemplo el Dropshipping.

Ten en cuenta que esta estrategia te permitirá validar tu negocio con costes mucho más reducidos, aunque por término general, los beneficios que te va a reportar son menores. El riesgo en este aspecto es menor, puesto que no tienes ningún tipo de stock, si no vendes, no ganas, pero no te quedas con un stock generando costes en un almacén.

En Demadi somos expertos en todo lo que tiene que ver con venta de productos y comercio online, por lo que siempre podrás contar con nuestro asesoramiento para encontrar la forma de vender que más se ajuste a ti y a tu negocio ¿Quieres empezar a vender en el mundo digital? Ponte en contacto con nosotros para que te demos un asesoramiento Premium y evaluemos los riesgos contigo ¡No esperes más para hacer que tu futuro financiero sea prometedor!